Nuestra razón de ser

COOPERAR PARA EL PROGRESO
DE LA AGRICULTURA
EN TODAS PARTES, PARA TODOS

Desde hace más de 50 años, Limagrain ha construido sus bases en la cooperación para asegurar el progreso de la agricultura entre los agricultores de su territorio de origen y agricultores del mundo entero. La empresa está orgullosa de su doble naturaleza, cooperativa agrícola y grupo semillista internacional.

Siendo una cooperativa agrícola perteneciente a agricultores franceses, Limagrain está comprometido al desarrollo de las producciones y ramas de actividad agricolas que responden a las necesidades del empresariado familiar agrícola de su territorio de origen, Limagne Val d’Allier. Limagrain contribuye a la vitalidad y la rentabilidad sostenible de las explotaciones agrícolas de Limagne Val d’Allier y ambiciona convertir a esta región en un territorio de excelencia agrícola a través de una iniciativa de innovación colectiva que envuelve a agricultores-cooperativistas y sus empleados.

Como grupo semillista internacional, Limagrain provee a los agricultores del mundo entero soluciones innovadoras provenientes de la genética vegetal y que contribuyen a la evolución y desarrollo de los sistemas de producción agrícola con mejores resultados agronómicos y medioambientales. De esta manera, Limagrain ayuda a los agricultores a responder a las expectativas sociales en el campo de la calidad de la alimentación y de la conservación del planeta.

Focalizado en su especialización en semillas y en la mejora de plantas y cultivos, Limagrain responde a estos desafíos a través del progreso genético. De esta forma, preserva su independencia y la libertad de elección de los agricultores con respecto a otros factores de producción. Guiado por sus raíces de cooperativa, las cuales colocan en un lugar central a las mujeres y hombres, Limagrain cultiva el respeto por las culturas en todas las áreas de actividades, por las personas y por su libertades de decisión.Limagrain también ambiciona la validación de un modelo atractivo basado en el respeto individual al servicio del progreso social para todos.

¿Quién podría imaginar que, en 1965, un puñado de audaces agricultores, responsables de pequeñas explotaciones agrícolas familiares de Limagne Val d’Allier, iban a crear Limagrain? Esta increíble historia es la de nuestra Cooperativa y nuestro Grupo. Una aventura a base de progreso, perseverancia y cooperación.

Estamos orgullosos de estas raíces y de nuestra doble naturaleza, una cooperativa agrícola francesa y un grupo semillista internacional. Profundamente arraigados en nuestro territorio, nos comprometemos cada día a trabajar para permitir, a los agricultores miembros de la cooperativa pero también a otros en todo el mundo, ejercer su profesión y poder vivir de ella en total libertad.

El cumplimiento de esta misión requiere la cooperación. Cooperar es lograr entre varios lo que no podemos conseguir solos. Es lo que guía nuestra acción, día a día. Puesto que somos conscientes de que, a través del diálogo y una iniciativa de innovación colectiva, podremos superar el reto que nos une: contribuir al progreso de la agricultura, en todas partes, para todos.

Este espíritu cooperativo, un desarrollo constituido por hombres y mujeres, agricultores y asalariados, que conocen perfectamente el mundo agrícola y su realidad, nos diferencia de los semillistas agroquímicos y nos hace únicos. Ofreciendo lo mejor del progreso genético, al mismo tiempo que garantizamos una libertad absoluta a los agricultores respecto a los demás factores de producción, preservamos la independencia de los agricultores y la independencia de Limagrain.

Puesto que estoy convencido de que no habrá una agricultura sostenible sin agricultores que puedan mantenerse.

Pascal VIGUIER
Presidente

Servir a todas las formas de agricultura dentro de su diversidad y contribuir a dar respuesta a las necesidades alimentarias en términos de nutrición, salud y modos de consumo: esta es la doble ambición de Limagrain. Para aplicarla, nos basamos en 3 ejes estratégicos: internacionalizar nuestras actividades al pie de los mercados, invertir constante y continuamente en investigación y desarrollar cooperaciones en todos los campos, tanto en interno como en externo.

Nuestras raíces son locales y nuestra implantación mundial: no es una contradicción, más bien todo lo contrario. Por todo el planeta, la diversidad de agriculturas y costumbres exige respuestas múltiples. Por ello, hemos desarrollado una organización descentralizada de nuestras actividades, al pie de los mercados. Esta organización favorece el respeto de las especificidades locales, sin excluir, sino combinando los modelos agrícolas. Ahora bien, esta proximidad viene de nuestra singularidad: ¡Limagrain son agricultores que hablan a agricultores!

Responder a las necesidades de los territorios y de las poblaciones supone proponer las mejores innovaciones posibles, por ello, la investigación y la ciencia figuran en el centro de nuestra actividad. Limagrain domina tecnologías punteras, concretamente en el campo de la creación de variedades, lo que también nos plantea responsabilidades de cara a la ciencia.

Tanto en la investigación como en otros campos, nuestra apertura a los acuerdos de colaboración es una declinación natural del valor de Cooperación que nos motiva. Debido a su historia y a su naturaleza, Limagrain sabe que las colaboraciones son fuente de apertura, dinamismo e innovación.

Fieles a estos tres ejes fundamentales de nuestra estrategia, hemos construido un grupo sólido, orgulloso de sus valores, actor del desarrollo económico y agrícola en los territorios donde está arraigado. Y, ante todo, lo que más aprecio es que se trata de un grupo que sitúa a las Personas y al Progreso Humano en el centro de sus prioridades.

Damien BOURGAREL
Director General