Desarrollar nuestras actividades de manera etica, sostenible y eficiente

Desarrollar nuestras actividades
de manera ética, sostenible y eficaz

Para su desarrollo en Francia e internacional, Limagrain ejerce sus actividades con responsabilidad, respetando a todos los actores de su entorno, sin importar que sean las mujeres y los hombres de su organización, sus accionistas, sus clientes, sus proveedores y sin olvidar a las instancias asociativas, políticas, así como a los consumidores finales y a la sociedad civil.   

Los valores de progreso, perseverancia y cooperación, orientan el comportamiento de los colaboradores hacia una lógica de decisiones a largo plazo. La experiencia y los conocimientos, el espíritu innovador, el desarrollo internacional, la multiculturalidad, las marcas emblemáticas y el compromiso de todos, conducen al Grupo hacia un desarrollo sensato.

De manera paralela, Limagrain ha ido desarrollando el talento de todos aquellos que han querido participar en esta aventura, ha previsto y cubierto las necesidades en recursos humanos, en consonancia con los valores del Grupo y sus orientaciones estratégicas.

El Grupo es consciente de los retos medioambientales que se presentan dentro de un contexto de superficies cultivables y de recursos naturales limitados. Para poder responder a ello, los equipos trabajan, a diario, en pos de la excelencia operativa que permita llegar a ser un socio ejemplar y dejar una huella positiva a través de las actividades desarrolladas en aquellos territorios donde Limagrain opera, gracias a sus esfuerzos en el campo de la investigación y de la creación de variedades, así como a acciones específicas en todos sus terrenos de actividad.

Asimismo, dentro de la estrategia de desarrollo se integran los principios fundamentales del Pacto Mundial (Derechos Humanos, derecho laboral, medio ambiente y lucha contra la corrupción). Estos principios se sitúan en el centro de la política de recursos humanos, de la ética corporativa y de los compromisos establecidos para el respeto del medio ambiente.


La movilidad y el desarrollo
de competencias

La empleabilidad de los 10 0000 colaboradores de Limagrain es uno de los ejes principales de nuestra política de Recursos humanos (RRHH). No ofrecemos un trayecto trazado de antemano. Contamos con diferentes incentivos para facilitar la evolución y adaptación de los empleados a los cambios en su trayectoria profesional: entrevistas realizadas a lo largo de su carrera profesional, acompañamientos personalizados, formación, intercambio de experiencias, promoción de la movilidad interna para favorecer el desarrollo entre países, filiales e incluso profesiones.

La revisión anual de talentos, que realiza nuestros “comités de carrera profesional” al nivel de las Business Units y se consolida a escala del Grupo, permite identificar el potencial y optimizar las oportunidades de movilidad y de promoción. Del mismo modo, todos los empleados tienen acceso a todas las vacantes a través de la Intranet del Grupo.

La diversidad y la igualdad profesional

La diversidad de las poblaciones de Limagrain forma parte de nuestro ADN. Somos un Grupo multicultural compuesto por más de 70 nacionalidades, una auténtica riqueza. Limagrain tiene el compromiso sincero de tratar a sus empleados con un espíritu de apertura y equidad, de respeto de su dignidad y su integridad física y moral.

En consonancia, el Grupo selecciona a sus colaboradores sin aplicar ningún tipo de discriminación de género, edad, origen, religión, orientación sexual, apariencia física, estado de salud, discapacidad, afiliación sindical u opinión política.

Estudiantes y jóvenes graduados

Photo

Limagrain dispone de numerosas ofertas de prácticas y alternancias (aprendizaje, profesionalización) en una amplia gama de profesiones y cualificaciones, tanto en Francia como en otros países.
Además, contamos con relaciones privilegiadas con el mundo académico y establecemos alianzas selectivas en todo el mundo. Seleccionamos las escuelas y universidades en función de nuestras principales profesiones y su apertura internacional.

Además de las múltiples colaboraciones pedagógicas, también constituyen una importante fuente de contratación. Realizamos encuentros periódicos con estudiantes en foros, participamos en formaciones, facilitamos temas de estudio y abrimos las puertas de nuestras instalaciones para la realización de visitas educativas.



Ética de los negocios

La estructuración de la ética de los negocios de Limagrain es una iniciativa lanzada por la Dirección General del Grupo en 2013, dentro del marco de su programa de Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

La ética de los negocios abarca, al mismo tiempo, el comportamiento individual de los empleados de Limagrain y el comportamiento colectivo de la empresa. Los campos de acción de la ética son extremadamente amplios y variados, van desde la lucha contra la corrupción hasta la protección del medio ambiente, pasando por el respeto de los Derechos Humanos…

El Código de Conducta de Limagrain fue presentado el 30 de marzo de 2015 en 11 lenguas.
Es el modelo para que todos los empleados hablen un idioma común, allá dónde se encuentren dentro del Grupo, que puedan encontrar los mismos principios de gobernanza y ética.

El objetivo consiste en garantizar que cada empleado en cualquier parte del mundo conozca la existencia del Código de Conducta y su propósito, que comprenda su contenido y que sea capaz de utilizarlo si fuera necesario. Discernir los actos éticos y evitar los errores, son dos preocupaciones que nos llevan al camino en pos de la excelencia.


Un uso
respetuoso
del agua

Abordamos la cuestión del agua en base a dos aspectos: la calidad de los vertidos al agua y de nuestro consumo.

El Manual de Gestión de Riesgos del Grupo prevé el análisis de todos nuestros vertidos acuosos y su tratamiento en caso de necesidad.
Nuestras instalaciones cuentan con dispositivos adaptados para reducir al mínimo el riesgo de contaminación, concretamente con depósitos de tratamiento de aguas.

Constantemente, seguimos con nuestros esfuerzos en esta dirección a través de la creación de nuevos equipos o la evolución de los modos de funcionamiento. Durante el último ejercicio, el consumo de agua se ha reducido en un 14,8 %. Las actividades de semillas profesionales suponen un 91,6 % de nuestro consumo, fundamentalmente en el riego de invernaderos de cultivo y en usos domésticos. La reducción constatada durante este ejercicio se puede atribuir a la implementación de las inversiones efectuadas para reducir el consumo y a las variaciones climáticas.

Buenas practicas agronómicas
para proteger los suelos

El suelo es la principal herramienta de producción agrícola. Por consiguiente, su conservación es objeto de una atención constante por parte de las empresas productoras o aquellas que encargan su producción de semillas a agricultores multiplicadores. Tanto en la producción de semillas como en las actividades de creación de variedades, se llevan a cabo múltiples acciones para minimizar el impacto de estas actividades en los suelos, ya sea en nuestras propias instalaciones o en las parcelas de los agricultores multiplicadores.

Pueden consistir en la gestión de la materia orgánica presente en el suelo para optimizar el uso de fertilizantes, la rotación de cultivos con la introducción de un ciclo cerealero cada 2-3 años para permitir romper el ciclo de enfermedades, la siembra de mantos vegetales para proteger los suelos durante el periodo invernal o la utilización de técnicas simplificadas de trabajo del suelo.

La reducción
del consumo
energético

Como resultado de las auditorías energéticas realizadas en 2015, se han invertido más de 1,5 millones de euros en la mejora de la eficacia energética de nuestras instalaciones por medio de una gran cantidad de acciones, casi siempre derivadas del intercambio de buenas prácticas entre empresas.

En la actualidad, nuestras empresas toman en cuenta el criterio de eficiencia energética o de ahorro de energía a la hora de cambiar o comprar equipos nuevos.

Buscar la mejora del rendimiento energético, también es un medio para limitar la emisión de gases de efecto invernadero.

Volúmenes
de residuos limitados
y valorizados

La generación de residuos – cerca de 76 000 toneladas – permanece estable en 2016-2017 en comparación con el ejercicio anterior. Su aprovechamiento, una iniciativa instaurada desde hace tiempo en el Grupo, continúa progresando hasta alcanzar un 85,9 % (+ 6 % respecto a 2016), principalmente como alimentación animal y compost.

Nuestras acciones incluyen también la prevención y limitación de los residuos. Además, se han realizado diversas inversiones para financiar acciones que permitan reducir la producción de residuos y facilitar su eliminación y reciclaje.

Por último, se ha prestado una atención especial al almacenamiento de los residuos para prevenir los riesgos de contaminación derivados de su conservación temporal en las instalaciones.